¿Tu perro tiene un grano? Checa cómo atenderlo

Es importante que pongas en consideración la gravedad del grano o irritación de tu mascota, ya que de ser una molestia pronunciada, será necesario que recurran a un médico veterinario.

8

Cuando tienes un perrito por mascota, lo ideal es revisar el estado de su piel con frecuencia, ya que el pelaje puede ser una capa que evite la visibilidad de cualquier anomalía. Encontrar alteraciones como un grano o áreas irritadas, puede deberse a múltiples razones.

Si después de revisar a tu amigo canino encontraste algo parecido, te compartimos las causas y una serie de recomendaciones para mantenerlo sano. No obstante, es importante que pongas en consideración la gravedad del grano o irritación de tu mascota, ya que de ser una molestia pronunciada, será necesario que recurran a un médico veterinario.

¿Por qué mi perro tiene un grano?

Los granitos son una reacción muy frecuente en las mascotas perrunas. Regularmente son muy fáciles de tratar cuando son provocados por causas comunes que te compartimos a continuación:

  • Contacto con objetos irritantes e inflamatorios, tales como plantas o tierra.
  • Acné.
  • Pododermatitis.
  • Parásitos externos.
  • Infecciones.
  • Pioderma interdigital.

Para su tratamiento, lo ideal es que primero identifiques cuál es el padecimiento de tu perro. Observa y busca algunas referencias en plataformas digitales; de esta forma sabrás cuál es el tratamiento necesario.

Otro caso común, es que estos pequeños tengan granitos en la barriga que pueden ser causados por alergias o dermatitis. En este contexto, será necesario que acudan por ayuda especializada, ya que estos padecimientos suelen ser crónicos y necesitan un tratamiento de por vida que solo el médico veterinario puede sugerir.

También puede suceder que tu cachorro tenga pequeñas ronchas en todo el cuerpo; en este caso, también será necesaria la asistencia médico, pues puede ser una reacción de foliculitis, un trastorno proveniente de consecuencias patológicas. Para el tratamiento de este mal, hay que encontrar esta patología subyacente para después elegir el tratamiento adecuado.

Te sugerimos: