Tal como sucede con los seres humanos, un perro no está exento de llegar a una edad adulta en la que comience a presentar ciertos padecimientos, propios de la vejez.

Esta etapa en la vida de las mascotas es algo inevitable, al igual que la presencia de ciertas enfermedades que requerirán de cuidados específicos que ayuden a mantener su salud y así brindarle una mejor calidad de vida.

Entre las enfermedades que un perro geriátrico puede manifestar, a causa de una edad avanzada, destacan aquellas relacionadas con las articulaciones o de locomoción, las cuales pueden ser de origen neurológico u ortopédico, diabetes, fallas en la visión, enfermedades renales y cardiopatías.

Cuidados que en un perro debe recibir durante su vejez

Aun cuando en esta etapa la mascota debe recibir una atención especial y cuidados específicos, Ylenia Márquez, académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) sugirió que, a fin de evitar que los padecimientos mencionados sean muy severos en su vejez, es necesario que la mascota reciba los cuidados adecuados desde cachorro. Para esto recomendó que desde pequeño se tenga una calendarización de sus vacunas y atención de medicina preventiva.

Si el perro ya presenta alteraciones en su vejez, debe haber una vigilancia constante por parte de su veterinario, además de análisis de laboratorio para conocer más a fondo su estado de salud.

También recomendó que si la mascota presenta algún malestar no se le medique, sin antes consultar a un especialista, ya que puede tener problemas para metabolizar ciertos fármacos, lo cual pondría en riesgo su salud.

Te puede interesar: Frida se jubila de las labores de rescate a los 10 años de edad.

Si el perro ya tiene problemas de visibilidad o articulares, es importante que los dueños los mantengan alejados de lugares con escaleras, barandales y bajarlos si están en azoteas, además de proporcionarles un espacio cálido.

Se debe evitar la suplementación, a menos que un veterinario indique algún complemento o vitamínico, de lo contrario, darlo sin consultar a un experto podría resultar contraproducente.