Estos tiernos puerquitos se han vuelto una tendencia y son altamente considerados al momento de elegir una mascota. No obstante, hay muchos datos acerca de los mini pigs que no conocemos, por lo que es importante mantenerse informados.

A diferencia de lo que muchas personas creen, los mini pigs son animales muy inteligentes y aunque podría pensarse que son sucios por naturaleza, si se les entrena bien, pueden ser muy higiénicos.

Considera que estos cerditos, tal como cualquier mascota, requieren de cuidados especiales. Así que si estás pensando adoptar uno, sigue leyendo y conoce las características que te ayudarán a darle el trato que merece y necesita.

Los secretos de un mini pig

1. Mala visión
La visión de estos pequeños es muy mala, pero no te angusties, porque su buen olfato y audición se encargaran de mantenerlos a salvo.

2. Diversidad de especies
Se han reconocido 6 especies diferentes de mini pigs. Por lo que existen los cerditos vietnamitas (Pipona Pig), los Juliani (Painted mini pig), los africanos enanos (cerditos Guinea), los puerquitos de Yucatán o mexicano pelado, el Kunekune y los cerditos de la Isla de Ossawabaw.

3. Su adultez
Los mini pigs, aún en la adultez, miden de 30 a 40 centímetros y pesan hasta 40 kilos. Algunas especies, como la vietnamita, podían llegar a alcanzar un peso de 135 kilos si no se alimentan sanamente.

4. Piel sensible
Estos cerditos necesitan proteger su piel del sol con bloqueador solar, ya que son tan sensibles como los humanos.

5. Enfermedades
Aunque no lo parezca, tu nueva mascota será muy parecida a ti, por lo que ambos deberán cuidarse de contagiar enfermedades y padecimientos.

6. Tiempo de vida
Los mini pigs son longevos y comúnmente llegan a vivir hasta 30 años si tienen los cuidados necesarios.

7. Distracciones
Disfrutarán de los paseos tanto como tú, ya que no son para nada tímidos y les encanta conocer gente nueva que los trate como reyes.

8. Higiene
Estos pequeños pueden ser incluso más limpios que los gatos. Y aunque les encanta jugar por todos lados, no les parece cómodo ensuciarse.