Hay etapas en la vida de nuestras mascotas que no quisiéramos que llegarán, ya se cuando están enfermos o tristes, y peor aún, cuando sus días llegan al fin. No obstante, cuando el día de su muerte llega, es preciso estar preparados.

Ante esta situación, la cremación es una de las opciones mayormente consideradas, además de ser una gran alternativa ante muertes por infección contagiosa, tal como lo refieren los especialistas en veterinaria.

Lo que debes saber sobre la cremación de mascotas

Existen diversas opciones que con regularidad se manejan por paquetes. De modo que podrás elegir de entre múltiples lugares y propuestas de servicios.

Algunos de estos establecimientos ofrecen incluso ir por tu mascota, haciéndose cargo de su transportación en caso de que prefieras no pasar por esa experiencia.

Para el proceso de cremación de tu mascota, es necesario decidir si será una incineración colectiva o individual. Las diferencias entre estas dos opciones son las siguientes:

  • Colectiva
    Se lleva a cabo la cremación por grupos de aproximadamente cinco animalitos y las cenizas NO son entregadas, sino que permanecen en una composta o son desechadas.
  • Individual
    A diferencia de la cremación colectiva, en la cremación individual tu mascota será la única en la cabina de cremación y sus cenizas te serán entregadas en urnas que pueden personalizarse para perpetuar el sello de tu compañero.

Antes de elegir el lugar en el que llevarás a cabo este proceso de despedida, asegúrate de que podrás estar presente durante la incineración, sin importar que realmente no sea tu deseo, ya que existen múltiples lugares que se aprovechan de la situación cobrando grandes cantidades de dinero, sin ofrecer una cremación real.

Del mismo modo, deberás verificar que el contenedor de las cenizas de tu mascota no esté sellado, ya que podría tener algún otro contenido.