Una forma de demostrar el gran cariño que se tiene hacia una mascota, además de muestras de afecto, es a través de revisiones médicas periódicas y de proveer una buena alimentación, esto con el objetivo de evitar el desarrollo de enfermedades o problemas que pueda afectar seriamente su salud, como es el caso del sarro.

A simple vista, la limpieza bucal de un perro puede parecer un aspecto sencillo de atender; sin embargo, de no tratarse de forma correcta, una consecuencia de esto es la acumulación excesiva de alimento entre sus piezas dentales, lo que ocasionaría la aparición de sarro y, de ser severo, podría derivar en enfermedades como la ontitis, trayendo como consecuencia un mal olor, caída de dientes, y en situaciones extremas, provocar problemas considerables en corazón riñones y pulmones, ante la entrada de bacterias que resultan de la ontitis.

Te sugerimos: ¿Por qué debe cuidarse la salud dental de un perro?

Recomendaciones para evitar la aparición de sarro

A fin de evitar que un perro o gato presenten sarro y se vulnere su salud en general, el director médico del Hospital Veterinario UNAM-Banfield, Fausto Reyes Delgado, hace énfasis en las siguientes recomendaciones:

  • Limpiar dientes de forma suave, usando toallas dentales, cepillo dental especial, e incluso un dedal.
  • Se sugiere lavar su dentadura una vez al día.
  • Usar pasta dental exclusiva para mascotas, ya que el flour que tiene la de uso humano podría causarle gastritis.
  • Utilizar carnazas, en lugar de huesos de res.
  • Proveer alimento seco, no siempre húmedo para así evitar la acumulación de alimento entre dientes.