Una mascota es un animal de compañía. Esto es totalmente cierto y puede parecer bastante obvio, pero dicha afirmación tiene otra cara que debemos considerar: tanto ellos son nuestra compañía como nosotros la de ellos. Sin embargo, aunque ya existen muchos trabajos pet friendly, lo cierto es la mayoría de las veces las personas no pueden ir con sus mascotas a todos lados, por lo que deben dejarlas en casa, lo cual les puede generar en el perro ciertos grados de ansiedad, entre otras cosas. ¿Cómo se puede trabajar con esto? En las siguientes recomendaciones veremos algunas recomendaciones.

Lo primero que tenemos que hacer es descubrir cuáles son las factores que le están causando ansiedad. Es importante observar qué es lo que les incomoda o que los pone más nerviosos. Los motivos pueden ser muy variados y pueden ir desde la presencia de otros animales más agresivos hasta que, como decíamos, pasen largos periodos de tiempo solos.

Una vez que se encuentre la causa de la ansiedad del perro, lo conveniente será reducir tanto como sea posible su exposición a dicho aspecto, con la finalidad de evitar que le siga perjudicando.

En dado caso de que no se logre detectar en una primera instancia la causa, será importante acudir al veterinario para descartar que esto sea un síntoma de alguna enfermedad o malestar del perro.

Cabe destacar que hay algunos veterinarios que recetan algunos ansiolíticos naturales para para reducir los síntomas de la ansiedad que podría padecer el perro, pero siempre es importante reducir las causas que están provocando este problema.

Cabe destacar que ejercitar al perro puede ayudar también a disminuir los síntomas del estrés que se padecen. Es importante al menos sacar a pasear al nuestra mascota todos los días por lo menos minutos al día, con lo que estará más tranquilo.