Una mascota no sólo es un animal de compañía, sino que, en muchos casos, se convierte en un miembro más de nuestra familia, el cual no sólo requiere de ciertas atenciones obvias como la correcta alimentación y ejercicio, sino que también necesita de otros cuidados más sutiles. Por ejemplo, en el caso de criaturas como perros y gatos que tienen mucho pelo es necesario que sean cepillados de manera periódica. Sin embargo, ¿por qué pasa esto? En las siguientes líneas abordaremos algunos de los puntos más importantes sobre este tema.

Uno de los principales motivos por los cuales es necesario cepillar a nuestras mascotas es para retirar el exceso de pelo con el que cuenta el animal. Razas como el pastor alemán e inglés (en el caso de los perros) o de angora (en lo que respecta a gatos), suelen contar con distintas capaz de cabello que se van perdiendo, pero qué muchas veces se queda atorado el pelo nuevo, por lo tanto, es conveniente ayudarlos a retirar el exceso con el que cuentan.

En función de la época del año, los animales van perdiendo sus capaz de pelo. Por ejemplo, hay razas de perros que, mientras es invierno, incrementan su cabellera con la finalidad de hacerle frente a las inclemencias del clima, pero para la primavera y el verano la pierden para no padecer calor. Cuando llega este periodo es conveniente ayudarlos a deshacerse del exceso de cabellos, para que puedan estar y sentirse más cómodos.

Sin embargo, no cualquier cepillo sirve para retirar el exceso de pelo en las mascotas. Es necesario encontrar uno que, por cada cepillada, cubra una buena extensión, pero también se necesita que sea lo suficientemente amplio para que no se llene de cabellos a la primera pasada. También se tiene que buscar un instrumento que sea cómodo para hacer el animal.