¿Por qué debe cuidarse la salud dental de un perro?

La ontitis es uno de los padecimientos más comunes cuando no hay una limpieza bucal en la mascota.

45

Para demostrar amor hacia una mascota, las muestras de afecto son una forma de hacerlo, aunque llevar a cabo acciones que mantengan en buen estado su salud, también es otra manera de demostrar a un perro o gato el cariño que se le tiene.

Darles una buena alimentación, proveerles un lugar seco y cómodo, sacarlos a pasear y llevarlos de manera periódica con el veterinario, son actividades que lo mantendrán con buena salud. Y si de salvaguardar su integridad física se trata, mantener su salud bucal en buen estado es una de las más importantes.

Similar a lo que sucede con el ser humano, un perro también requiere de una limpieza periódica de su dentadura, esto no solo por una cuestión estética, sino también para evitar afecciones más graves que una acumulación de sarro.

Fausto Reyes Delgado, director médico del Hospital Veterinario UNAM-Banfield, publicó, a través de la Gaceta UNAM, que cuando una mascota no cuenta con una salud bucal correcta puede ocasionar que entre dientes y encías se formen bacterias que den como consecuencia el padecimiento de ontitis.

De acuerdo con el especialista de la máxima casa de estudios, esta enfermedad perodontal provoca la caída de piezas dentales, aunada a un mal aliento.

Te puede interesar: ¿Cómo evitar el desarrollo de sarro en los perros?

Sin embargo, estas consecuencias resultan ser las menos complejas, ya que de ser crónica la ontitis, ésta puede ocasionar que las bacterias generadas lleguen a órganos como los pulmones, corazón, riñones e hígado, lo cual podría resultar peligroso para el perro.

Ante esto, el experto señala como algo de suma importancia que, cuando se detecte algún aroma extraño en el hocico de la mascota, así como abultamiento o hinchazón de sus encías, se acuda con un veterinario para que revise al animal y haga un correcto diagnóstico para saber si se trata de ontitis o de algún otro padecimiento.