El peso de tu perro puede ser un tema que se mantenga alerta. Es posible que debido a tu ritmo de trabajo no puedas darle tiempo de calidad a tu mascota para realizar actividades como un breve paseo o unos minutos de juego.

Especialistas apuntan que un perro al no contar con el ejercicio adecuado puede presentar signos de estrés, lo que puede causar que tenga mal humor, o en otro caso, mantenga una actitud poco sociable. Este aspecto te puede preocupar debido a que si se genera una conducta de estrés en tu perro, pueden surgir situaciones que no desea nadie.

Pero más allá de las conductas que pueda presentar tu mascota, es importante que sigas los siguientes tipos para poder ofrecerle a tu mascota una vida más saludable y ser a la vez el mejor dueño del mundo.

Dieta equilibrada

Es posible que tu perro toda su vida se haya alimentado de productos de las grandes marcas, lo cual supone que sigue una nutrición balanceada, dado que las marcas diseñan productos que aseguran proporcionan todos los nutrientes que necesita tu mascota.

Pero si no cuentas con los recursos suficientes para lograr que tu mascota tenga una dieta más balanceada es necesario que tu menú tenga proteína, evitando condimentos que puedan generarle algún malestar. 

Te recomendamos: 5 razas de perros que debes conocer.

Paseos largos

Una de las ventajas que tienen las mascotas es que pueden ser excelentes compañeros de ejercicio. Sólo es necesario contar con una correa para que puedas pasear con tu perro por las calles de tu ciudad, y si eres un poco más arriesgado puedes agregar un poco de adrenalina a los paseos, subiéndote a una bicicleta para tomar una mayor velocidad, y a la vez, tu mascota se ejercite con una mayor intensidad. Por su puesto, los paseos en bicicleta se pueden alternar, con la finalidad de que no se agote en sus primeras salidas.