Las mascotas del día

99

Hola amigos de TipsMascotas, esta sección está dedicada a las mascotas que forman parte de nuestras vidas. No importa el tamaño, tipo o edad de las mismas, si son acuáticas, terrestres o inclusive vuelan; ellas siempre serán parte importante de nosotros. Mándanos un correo a [email protected] para que tu mejor amigo salga en esta sección.

En esta ocasión te presentamos a Nina y Rabanito. Ellos tienen una triste historia que contarte con un final feliz:

La historia de Nina y Rabanito

Nina es la Husky más grande y Rabanito es el más pequeño. Nina estaba antes en un hogar y un día llegó un perrito con apenas unos meses con sarna, los dueños cuidaron al perrito más pequeño y lo llamaron Rabanito.

Nina se hizo muy cercana al perro hasta ocupar el papel de su mamá. Desgraciadamente esa familia se rompió y dieron los perros en adopción, a Nina la querían porque es Husky pero el pobre Rabanito no. Cuando su posible familia fue por Nina ella lloró y se puso atrás de Rabanito. Esto llegó a oídos de su nueva familia que no dudó en aceptarlos a ambos en su nuevo hogar.

Su nuevo hogar tenía una perrita llamada Ámbar que a pesar de ser tremenda con ellos se han aceptado y respetado. Desde ese día los perritos viven una vida plena y feliz. Son dueños y amos de la casa. Son muy protectores pero siempre están juntos. Si Rabanito sale, Nina lo espera y viceversa. Duermen juntos, hacen todo juntos y son el uno para el otro.

Cuando Nina llegó, dormía parada porque estaba en alerta, pero ahora duerme a patita suelta, a Nina le encanta que la estén acariciando y abrazando.

En el caso de Rabanito es dueño de la casa, lo consideran el nuevo rico porque le encanta dormir en la cama con clima. A Rabanito le encantan las sandalias para morderlas.

Lo que iba a convertirse en una historia triste llenó de amor a una familia.