Hola amigos de TipsMascotas, esta sección está dedicada a las mascotas que forman parte de nuestras vidas. No importa el tamaño, tipo o edad de las mismas, si son acuáticas, terrestres o inclusive vuelan; ellas siempre serán parte importante de nosotros. Mándanos un correo a [email protected] para que tu mejor amigo salga en esta sección.

En esta ocasión te presentamos a Felix, un lindo gato de cuatro años, cuya raza silvestre realza su belleza.

Anécdota

Aparecí de ocho meses en el patio trasero de la casa de mis ahora papás humanos, una casa en donde toda la vida las mascotas fueron perros, nunca gatos.

Les confieso que me perdí; llegué despeinado, sucio y con un pequeño collar morado. Amablemente me dieron agua y me compraron un par de sobres de comida, pensando que me iría (hasta creen, con tanta amabilidad, ¡jamás!, pensé).

Desde entonces dije “¡de aquí soy!”, y comencé a asomarme en la ventana de la cocina y a maullar cuando tenía hambre. Un par de meses después, y como mi dueño anterior no me reclamó, me cortaron el collar que ya me estaba ahorcando y esos sobres de comida se convirtieron en costales de croquetas (a esta etapa de mi vida la llamo ¡felicidad!).

Duermo en una casa de perro fuera de la casa y entro a husmear cada vez que abren la puerta – sé que me ven, pero quiero que piensen que no los veo-, pero nunca me quedo, qué tal si uno de los perros me quiere morder.