Hola amigos de TipsMascotas, mi nombre es Frijoles, quizás ya me conozcas; te conté mi historia en un artículo anterior.

En esta ocasión tengo una reflexión que deseo compartirles.

Días atrás mi humano y yo tuvimos oportunidad de salir de vacaciones. Ahí pudimos reflexionar algunas de las cosas que nos gustaría compartir.

Si un perro fuera tu maestro… aprenderías cosas como estas:

• Cuando tus seres queridos llegan a casa, siempre corre a saludarlos.

• Nunca dejes pasar una oportunidad para ir a pasear.

• Deja que la experiencia del aire fresco y del viento en tu cara sea de puro éxtasis.

• Toma siestas.

• Dale un beso inesperado a quien tengas a tu lado.

Estírate antes de levantarte.

Corre, brinca y juega a diario.

Mejora tu atención y deja que la gente te toque.

Evita morder cuando un simple gruñido puede ser suficiente.

• En días cálidos, recuéstate sobre tu espalda en el pasto.

• Cuando haga mucho calor, toma mucha agua y descansa bajo la sombra de un árbol.

• Cuando estés feliz, baila alrededor, y mueve todo tu cuerpo.

Deléitate en la alegría simple de una larga caminata.

Sé leal.

• Para tener muchos amigos es necesario mover la cola, no la lengua (más acciones y menos palabras).

Nunca pretendas ser algo que no eres.

• Si lo que quieres está enterrado, escarba hasta que lo encuentres.

• Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y suavemente hazles sentir que estás ahí.

Esperamos que sea de utilidad para reflexionar y mejorar la relación entre humanos y sus mascotas.

Nos vemos después, su amigo Frijoles.