Dada la temporada que se vive actualmente, las altas temperaturas son una constante en casi todos los estados del país, sin dejar de mencionar que existen entidades federativas donde el calor suele ser mayor, lo cual podría ocasionar que una mascota, como es el caso de un perro, sea víctimas del conocido golpe de calor.

Este padecimiento se presenta cuando un perro no logra expulsar más calor del que genera o absorbe, condición que supera su temperatura corporal y tienda a causar afectaciones en su sistema nervioso.

De acuerdo con información publicada por Eukanuba, los perros suelen registrar una temperatura promedio de entre 38 y 39.2 ºC, lo cual los vuelve más propenso a sufrir un golpe de calor.

Te puede interesar: ¿Cómo saber su tu perro ha sido víctima de un golpe de calor?

Si un canino jadea más de lo normal y respira muy rápido, presenta dificultad para moverse, muestra un exceso de salivación o tiene vómito, son síntomas que pueden aludir a un golpe de calor. Por ello es necesario estar atentos a estas y otras manifestaciones.

Consejos para evitar un golpe de calor en un perro

Para no poner en riesgo la salud e incluso la vida de tu mascota, a continuación se presenta una serie de sugerencias que serán de gran ayuda.

  • Programar los paseos en horarios donde el calor haya disminuido, por ejemplo antes de las 10 de la mañana o después de las 5 de la tarde.
  • Procurar que los paseos sean caminatas lentas, evitando el ejercicio excesivo.
  • Crear un espacio de descanso con suficiente ventilación, y si está al aire libre procurar que tenga sombra.
  • Hidratar con frecuencia a la mascota, colocando contenedores de agua de fácil acceso para el perro.
  • Si la mascota tiene el cabello largo o es abundante, es conveniente llevarlo a la peluquería para que se sienta fresco.
  • Si se percibe muy acalorado, se sugiere colocar en su cuello una toalla o trapo húmedo por lapsos de 2 a 3 minutos, sin dejar que el agua esté muy fría.
  • Cuando un perro porta bosal, es recomendable que se le retire en ciertos momentos del día para que no se sofoque.