Cuando se ha comprado o adoptado un perro, una de las primeras cosas que se vienen a la mente es entrenarlo, y es que los primeros meses de vida de estas mascotas son clave para comenzar a forjar ciertas conductas y comportamiento a fin de que pueda convivir con otros perros, con la familia y tenga buenos hábitos.

Para esto, el adiestramiento es una parte importante para conseguir buenos resultados, ya que esta actividad no solo apoya en la corrección y fortalecimiento de conductas, sino que además contribuye en el desarrollo de sus capacidades físicas y mentales, sin dejar de mencionar que estimula todas las partes de su cuerpo y permite que el cerebro del perro se mantenga activo.

De acuerdo con el entrenador profesional José Pablo López, al día de hoy existen ciertos mitos sobre la edad en que debería comenzar un entrenamiento para un perro.

Te puede interesar: ¿Quieres que tu perro sea tu compañero de carreras? Sigue estas recomendaciones.

Sin embargo, considerando su experiencia, el experto recomienda que este tipo de adiestramiento se inicie desde los tres meses de edad, ya que se encontrará en una etapa de mayor recepción y con un nivel de energía alto.

Factores a considerar al entrenar a tu perro

Si como dueño no es posible recurrir a un entrenado profesional, también se puede llevar a cabo uno en casa. No obstante, antes de dar comienzo con esto, es importante que se consideren ciertos puntos o factores para definir si es conveniente hacerlo en casa y qué condiciones debe haber para realizarlo, como los sugeridos a continuación.

Te recomendamos: ¿Cómo elegir al cuidador más conveniente para tu mascota?

  • Métodos: antes de optar por cualquier tipo de entrenamiento, debe haber una investigación y documentación sobre el tema para así seleccionar el más adecuado.
  • Espacio: debe ser un lugar libre de distracciones, en el cual se sienta cómodo.
  • El dueño debe ser tolerante para no caer en desesperación y desistir del entrenamiento.
  • Seleccionar el momento correcto del día para dar el entrenamiento, aunque no después de que haya comido, ya que su nivel de energía será menor y podría sentirse mal a nivel digestivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre