Si quieres tener un amigo con plumas es importante que consideres que su espacio natural es estar en libertad. A medida que se han domesticado estos animalitos se han diseñado espacios para ofrecerles un entorno más cercano a su hábitat nativo, y este punto debes tenerlo en cuenta a la hora de adoptar un pajarito para tu hogar.

Lo más importante que debes contemplar es el tamaño ideal de tu mascota, debido a que si su alojamiento será una jaula ésta debe contar con el espacio suficiente para que el ave pueda tener movimiento. Por tanto, antes de tener tu amigo emplumado piensa en el tamaño de la jaula que tendrá para que el ave pueda moverse libremente y sus alas no choquen con las paredes de la pajarera. 

Los periquitos australianos, loros, cacatúas o los llamados “inseparables”, por mencionar algunos, son aves que requieren espacio para volar, mientras que disfrutan de su espacio. 

Otro punto importante si quieres tener un amigo con alas es proporcionarle la alimentación adecuada como alpiste y platitos de agua para que se sienta más confortable en su espacio. Recuerda colocar papel periódico debajo de la jaula para mantener su hogar limpio. 

Incluso, una manera de hacer más divertido el espacio de tu nuevo amigo es colocando dentro de la jaula juguetes apropiados para su especie como columpios, anillos o juguetes interactivos. Hay incluso unos juguetes que con un sencillo movimiento, libera pequeñas golosinas o comida. De esta manera tu ave puede mantener una ligera actividad dentro de su hogar. 

Por último, también es importante que mantengas su espacio en un lugar en paz, alejado lo mayor posible de ruidos fuertes, de esta manera podrás darle la tranquilidad que tu amigo con alas necesita; y si en el lugar donde piensas ubicarlo no hay un momento de oscuridad, no olvides colocarle una manta para que tu ave pueda descansar. 

Te recomendamos: