Cuidar un pez en casa es un tanto fácil. Si somos muy elementales solo se necesita un espacio para mantener al pez como una pecera o un acuario, también filtros para evitar que se generen residuos, iluminación (en algunos casos), así como agua y alimento. 

Es un tema al parecer muy sencillo. Quizá sea una de las razones del porqué los niños aman tener este tipo de mascotas, además de su carisma, los peces son adorados por muchas personas porque son los compañeros ideales para espacios anti-estrés. A propósito, una investigación realizada por National Marine Aquarium, señala que las personas que tiene una pecera en casa experimentan una reducción del estrés. 

Es probable que una de las dificultades de tener peces como mascotas es su alimentación. Es cierto que hay peces que pueden ser alimentados al menos una vez al día, pero hay quienes son tan demandantes que es necesario alimentarlos al menos cuatro veces al día. 

Según Mascotapedia, los peces de agua dulce (los que se encuentran en peceras) comen todo tipo de alimentos, pero al igual que otros animales es importante que consuman determinados alimentos para obtener un desarrollo saludable a través de los nutrientes y vitaminas esenciales que se encuentran en sus alimentos.

Entre los alimentos más comunes en la dieta de un pez de agua dulce se encuentran: hojuelas de varios ingredientes como huevos, trigo, carne, verduras, entre otros. También se le pueden dar alimentos vivos como las llamadas “pulgas de agua”, unos pequeños crustáceos que están disponibles todo el año, así como gusanos, por mencionar algunos.

No suena un tema tan complicado, pero si tienes dudas es mejor que asistas con tu veterinario para que te indique el tipo de alimentos que tus peces necesitan. No olvides cuidar su pecera o acuario para mantener además de un buen estado del espacio, la salud de tus mascotas. 

Te recomendamos: