Las tortugas requieren de manera constante cuidados generales. Esto incluye desde el mantenimiento de su tanque, hasta la filtración de su agua, así como la toma de sol que debe ser en periodos muy breves y directo.

En este sentido, lo primer es proporcionarle a tu mascota un tanque adecuado. Un tamaño justo no le permitirá tener el movimiento que necesita. Aunque las tortugas son la mascota más convenientes para quienes no cuentan con un gran espacio en casa, sin embargo este aspecto no debe influir. 

Muchas tortugas necesitan un espacio considerable en su hogar. Recuerda que este tipo de especies pueden llegar a vivir décadas. Por tal motivo, si estás pensando en tener una tortuga como mascota más vale que te preguntes si es lo mejor para ti, ya que te comprometerás a darle un cuidado para que tenga una vida agradable.

Pero si ya has tomado la decisión es momento que conozcas una rutina para que cuides lo mejor posible a tu mascota, y a continuación te la presentamos:

Cuida la temperatura

Los reptiles son de sangre fría por lo que cuidar la temperatura de su tanque te permitirá ofrecerle una permanencia estable y saludable. Sin embargo, es importante que adquieras el mejor consejo de la mano de un veterinario para que sea él quien determine la temperatura a la que se tendrá que ajustar la mascota.

Dale la mejor alimentación

Las tortugas acuáticas adultas disfrutan al cazar renacuajos y peces vivos, sin embargo, su dieta también se puede complementar con insectos como grillos, gusanos, larvas y otros insectos criados para reptiles. 

Suplementos

Debido a que la tortuga se encuentra fuera de su hábitat natural es importante subrayar el cuidado de su salud, por lo cual es crucial complementar su alimentación con suplementos de calcio y vitaminas para reptiles.

Te recomendamos: