Conoce la historia de Kelsen

395

Hola Soy Kelsen. Labrador de alcurnia callejera. Me gusta leer, bailar y nadar. Me encantan las series y las películas siempre y cuando haya palomitas de por medio. Rescaté a mi mamá un glorioso 12 de agosto de 2010 (bueno ella le llama así a ese día, glorioso, no entiendo porque si no soy Gloria) Ella aún se encontraba triste por la muerte de su abuelo y el 11 de agosto de ese año le pidió a Dios específicamente que le diera a alguien que fuera tan meloso-empalagoso como ella.

Mascota leyendo
Me encanta la lectura y si es de caninos mejor jejejejej

Así es que por eso me enviaron a rescatarla al día siguiente. Yo ya había sido abandonado por mis anteriores dueños que no supieron cuidar de mi y se asustaron al ver que era tan juguetón y cariñoso. Ahí en la calle recibí la misión de rescatar a un humano en problemas y por eso me subí al camión de la perrera municipal. Ahí fue donde ella me encontró, y no es que sea presumido, pero se enamoró de mi a la primera mirada y de inmediato me llevó con ella.

Perro en el zócalo de la Ciudad de México
Orgullo de nuestra bandera “VIVA MÉXICO”

Me dijo que seríamos muy felices juntos, pero yo nunca pensé que tanta felicidad fuera posible en un pequeño departamento. Ella entendió que me gustan los zapatos y me enseñó que sirven para salir a jugar, así que ya no me los como, ahora cuando quiero salir, se los traigo para que me lleve y si la veo cansada con esos tacones horribles, le traigo las chanclas para que descanse porque se que si lo hace, luego podremos jugar.

Perro en la una tienda posando
Me encanta posar para la foto, si me ves en la calle nos tomamos una selfie

Me encanta nadar y pienso que llegué a rescatar a la humana ideal porque ella esta loca y se mete a nadar conmigo en los lagos y los ríos. De esto que les cuento hace ya casi 10 años, en agosto celebraremos mi cumpleaños y estoy ansioso por saber que nos toca hacer esta vez, ya que ella siempre organiza cosas distintas y divertidas.

Perro labrador es una raza amigable.
A poco no somos igualitos

Ahora tengo una gran familia y muchos amigos que me quieren, incluso hay humanos que no viven aquí pero que me han adoptando también y me llevan a pasear cada semana a lugares divertidos. Me encanta mi vida de rescata-humanos, espero que dure muchos años más porque se que cuando me vaya ella sufrirá, pero me iré con gozo de saber que alegré sus días y le pude enseñar a practicar la amistad, el amor, la fidelidad y la paciencia

Retrato de una mascota
Maritha gracias por aceptarme como soy, “SIEMPRE SERÁS EL AMOR DE MI VIDA”

Te invito a que conozcas la historia de mi amiguito “Vaquito, vaqueiro, Vacou