Hola, me llamo CONDE y les quiero contar mi historia…

Desde cachorro fui puesto en un terreno semi baldío con la intención de que cuidara el terreno, en ese lugar no vivía nadie. De vez en cuando iban los dueños a dejar algo de comida y agua y otros días algunos vecinos ayudaban en lo que podían.

Desde que tengo uso de razón, yo estaba siempre amarrado con una larga cadena. Un día, sin querer, quedó atorada una de mis patas y eso me corto la circulación. Era inmenso el dolor, y con todas mis fuerzas quise soltarme, sin embargo no pude hacerlo. Fue tanta mi desesperación, que lo intenté nuevamente mordiendo mi propia patita. No puedo describirles el intenso dolor que sentí, pero al final lo logré, aunque me pasó algo que no entendía.

Perdí mi patita

RX del daño en mi patita

Poco a poco dejé de sentir dolor, quizás porque mi propio cuerpo se defendía cortándome esa sensación. Pero algo estaba mal, así lo sentía. Intentaba gritarle a la gente que se acercaba al terreno donde vivía sin éxito, hasta que un día me rescataron.

Los rescatistas vieron mi patita y estaba necrosada, no la pudieron salvar. Pero esos buenos señores, me operaron y me dieron en adopción. Los voy a recordar toda mi vida.

Cambió mi vida

No es por presunción pero soy un perro muy especial; un sobreviviente, pero a la vez diferente. Con tres patitas nadie quería adoptarme, me veían feo. Y aunque les ponía mi mejor cara, nadie se quedaba conmigo. No les miento, estuve con diferentes familias, pero siempre me regresaban.

Después de casi tres meses finalmente apareció la de Hachi Vache (un Akita americano) quien el día de su segundo aniversario había pedido un deseo con todo su corazón; el tener un hermanito con quien jugar.

El universo realizó su trabajo para que se nos cumpliera a ambos lo que más deseábamos.

¿Por qué me llamo CONDE?

El porque de mi nombre, es debido a que los hijos de mi nuevo papá humano dijeron que yo nunca más viviría en la pobreza, maltratado o abandonado. Que si se lograba la adopción, yo viviría como un CONDE por el resto de mi vida, y así fue…

Hatchi y yo somos los mejores amigos

Hachi y yo nos entendimos muy bien y ahora nos cuidamos, jugamos y nos acompañamos todos los días. Quiero mucho a mis nuevos dueños y siempre estaré agradecido por lo que han hecho por mí. ¡Hasta clases de natación y una andadera tengo!

Porfa, piensa bien antes de comprar o regalar un perro ya que requerimos mucha atención, amor y somos una gran responsabilidad.

ADOPTA a uno de 3 patitas x un mundo igual.

Saludos, tu amigo.

CONDE

Hola amigos, yo soy CONDE.

DEJA UNA RESPUESTA

Ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre