Si bien es cierto que todos los aspectos que están involucrados con el cuidado y bienestar de una mascota son importantes, la alimentación tiene un papel fundamental no sólo en el desarrollo de la criatura, sino también de su para evitar futuros problemas de salud que se le puedan presentar en un determinado futuro. Por supuesto, los gatos no están exentos de este tipo de cuidados, por lo que es necesario saber cuál elegir cuál es la comida que le podemos ofrecer a estos animales, de tal modo que no sólo se sientan satisfechos, sino que también se nutran.

Al momento de seleccionar un alimento para mascota, es necesario tomar en cuenta que cuente con los nutrimentos necesarios para nuestro gato, para lo cual se puede revisar la tabla nutrimental que regularmente este tipo de productos tiene en un costado. Es importante evitar que la comida que les compremos y demos contenga algunos compuestos químicos como la etoxiquina, el BHT y el BHA, la que se considera que son cancerígenos.

La comida de los gatos debe estar compuesta realizada a partir de carne, pescado o incluso pollo, esto no sólo por los nutrimentos que le proporciona a este tipo de alimentos, sino porque este tipo de sabores resultan particularmente atractivos para estos animales, por lo que difícilmente los dejarán.

En lo que refiere a comida para gatos, regularmente existen dos variantes: el alimento seco y el húmedo. Aunque cada uno tiene sus particularidades y bondades, lo cierto es que la que se elija dependerá del dueño.

Se debe evitar a toda costa dar al gato el alimento que suele comer el dueño, ya que esto puede provocarle ciertos malestares, porque habrá algunos componentes que sean tolerables para las personas, pero para los felinos simplemente no resulten muy benéficos.

Es importante tomar en cuenta la edad del animal al momento de elegir el tipo de comida que se proporcionará al gato.