Un padecimiento muy frecuente, pero que genera una gran inquietud es la pérdida de apetito en nuestras mascotas. Es un momento de alta preocupación debido a que, en una primera inspección, es casi imposible conocer la causa del comportamiento del perro.

Esto nos puede llevar a proporcionarle mayor agua u otro tipo de alimento para estimular su interés por la comida. De acuerdo con Wag Walking, la pérdida de apetito por más de dos días puede ser un signo de emergencia médica, por tal motivo es importante que se otorgue un tratamiento oportuno.

Al respecto, el portal Eroski Consumer, señala que enfermedades como el cáncer o determinados tratamientos farmacológicos (antibióticos o antiinflamatorios) son factores que suelen terminan con el apetito del perro, visto que un animal sano no tiene motivos para perder el alimento.

Es probable que en más de una ocasión te haya tocado ver que un perro no para de comer ante el más mínimo alimento que se le muestre. Esto es provocado por varias razones, sin embargo, un perro sano constantemente se encuentra estimulado para ingerir algún alimento.

Asimismo, Eroski Consumer, muestra las principales porque un perro puede dejar de comer, y a continuación se muestran:

Ingestión de otros alimentos

Se trata de alimentos que no complementen su dieta habitual. Por ejempl0, galletas, chocolates, queso, cebolla, aguacate, son algunos alimentos que están prohibidos para los perros. Según expertos, las uvas, los huevos crudos, la sal y los azucares son otros alimentos que un perro no puede consumir debido a que tienen una reacción negativa en su organismo.

Depresión

Aunque no lo creas, los perros también sufren la pérdida de su apetito debido a un sentimiento de tristeza. Esto se puede originar luego de la pérdida de un ser querido o el regreso a la rutina luego de una temporada vacacional.

Las causas tienen varios orígenes, sin embargo, lo más importante es que acudas a un especialista para que el sea quién determine el mejor diagnóstico para tu mascota. De esta manera obtendrás el análisis más preciso para la atención del malestar de tu mascota. 

Te recomendamos: